Sonorización de espacios

Clave para los momento en los cuales el objetivo es trasmitir un mensaje, ya sea de una forma clara y directa a través de la palabra o las sensaciones que transmite la música.

Cuando se organiza un evento que necesita sonorización lo normal es acudir a empresas profesionales que alquilan y montan equipos de sonido para realizar el refuerzo sonoro de la manera técnicamente más correcta. El refuerzo sonoro de un evento se refiere a los equipos necesarios para emitir audio como son los micrófonos, amplificadores, cables, mezcladoras, procesadores etc, dentro de un recinto. Otra cosa es el aconcicionamiento del recinto, el denominado condicionamiento sonoro, del que hablaremos en otro artículo.

Por ejemplo, para sonorizar una sala de conferencias, lo que se busca sobre todo es la claridad en el mensaje de una o varias personas. Para conseguirlo necesitaremos micrófonos de voz para los ponentes, fijos o de mano, conectados a una consola de mezcla con tantos canales como número de micrófonos que a continuación envíe esa señal a los altavoces colocados normalmente mirando al público. Si el evento necesita que el sonido apunte al centro del recinto, los equipos de sonido necesarios y su distribución serán totalmente diferentes. Si vamos a realizar un evento en un recinto descubierto o abierto, el sonido sufrirá una gran atenuación con la distancia y cuando doblemos esa distancia, nos quedaremos con una cuarta parte del sonido que teníamos. De ahí que necesitemos un equipo de sonido mucho más potente.

1.

¿Qué afecta al condicionamiento acústico?

La principal necesidad del acondicionamiento acústico es reducir el tiempo de reverberación. Cuanto más largo es el tiempo de reverberación, más tiempo está rebotando el sonido por el espacio, con todas las consecuencias negativas que conlleva. Para evitarlo, hay que absorber el sonido para que deje de rebotar. Cuando el sonido es claro y hay menos ruido, las personas pueden hablar en un tono más bajo y mejora el confort con todos los beneficios que conlleva.
Los materiales que forman parte de un espacio afectan directamente en la acústica. El ruido de las personas hablando, teléfonos, ordenadores, máquinas también son factores que inciden directamente. Superficies muy reflectantes y poco porosas afectan negativamente a la acústica.
2.

¿Cómo se puede mejorar?

En la mayoría de casos y sin necesidad de obra, se puede instalar material absorbente que ayudará a reducir la reverberación. Cuanto más material absorbente y más superficie de absorción, más reducción de ruido tendremos. La manera más económica y sencilla es la instalación de paneles de absorción, cortinas, elementos decorativos … Se pueden colocar en el techo y en las paredes. Los hay de muy diversos tamaños, formas, colores y diseño para adaptarlo a tu espacio. A Sonostudi disponemos de soluciones a medida muy versátiles.
3.

¿Qué costo tiene?

Aunque para proyectos grandes puede ser conveniente un estudio acústico, si no quieres añadir sobrecostes pero quieres actuar contra el ruido, contrata la instalación de paneles absorbentes. Nosotros te visitamos para conocer tu espacio. Hablamos contigo para decidir qué material se ajusta mejor para características, diseño y precio. Te lo instalamos y podrás ver los efectos inmediatamente. Instalación limpia, sencilla y muy rápida.
Los acabados estéticos se pueden mimetizar con el espacio, son muy personalizables para que nosotros también nos gusta cuidar todos los detalles.
Como disponemos de numerosos sistemas de absorción y materiales, los precios varían en función de la elección y calculamos el precio por metro cuadrado. Son muy competitivos y con materiales de máxima calidad.

SOLICITANOS PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.

Respuesta mediante: EMAILTELÉFONO